});

Bienvenido, Registro

Forma de uso 

CONSIGUE CUPONES DESCUENTO

 

Consigue tu Cupón Descuento (1):

Si además de registrarte tu, registras a algún amigo o amiga obtendrás un

Cupón Descuento del 5%

por cada persona que registres con sus datos completos, email y teléfono incluidos, para que podamos informarles de nuestros especiales productos.

Para que podamos generar nuestros cupones y enviártelos a tu dirección de correo deberás comunicarnos a nuestro correo de atención al cliente contacto@fizpilar.net a quienes has registrado y nosotros generaremos el cupón correspondiente. Recuerda que debes también registrarte tu y marcar las casillas de:

* Suscripción a nuestra newsletter.

* Reciba ofertas especiales de nuestros patrocinadores.

Caso contrario no podremos enviarte a tu dirección el Cupon Descuento.

 

(1) Los cupones descuento conseguidos mediante registro sin compra solo pueden utilizarse de uno en uno, aunque se disponga de varios y son acumulables a otras promociones que pueda haber en el sitio en cada momento, excepto en Rebajas.

 

 

Cupón Cliente Fiel (2):

Pero a diferencia del resto de webs, nosotros Premiamos a nuestros clientes fieles. Las promociones no son solo para los nuevos , estamos seguros que del uso de nuestro recipientes salen clientes contentos.

Si realizas una segunda compra te enviaremos un:

Cupón descuento del 10%

para que en la siguiente compra puedas disfrutarlo, para ti o para hacer un regalo a otra persona. Recuerda que tienes la posibilidad de poner la dirección de entrega de regalo distinta de la propia de compra.

 

(2) Todos nuestros Cupones Cliente Fiel son acumulable a cualquier tipo de descuento que pueda haber en la web en ese momento, incluso en Rebajas.


Fizpílar funciona:

Lo primero que nos preguntan todas la personas tras contarles las propiedades y beneficios de nuestros recipientes es si verdaderamente funcionan conservando o madurando los alimentos.

No queremos decirlo nosotros y por eso se los hemos dado a probar a figuras de la gastronomía de primer nivel para que los testen y opinen:

 

* Cocineros de nivel nacional e internacional como Jesús Almagro ( La Piñera), Mario Sandoval (Coque) , Rodrigo de la Calle (El chef verde), Lucas Gonzalez ( Paco Pastel), Cesar Martín ( Lakasa), Iñigo Arozarena (Cinco sentidos), los han probado, les ha gustado y lo usan en su casa o en el restaurante.

 

* Gastrónomos y periodistas gastronómicos de reconocido prestigio como Jose Carlos Capel (Madrid Fusión), Mikel Zeberio (Periodista Vasco), David Delgado (Mercado San Ildefonso), Pedro Madera (Voz Populi), Mariano Bueno…

 

* Blogs como Webos Fritos, Eneko Sukaldari, El restaurante Imaginario de Plademunt, Directo al Paladar, La cocina del aficionado, Las Recetas de María José, Cocinando con mi Carmela, Inside cooking, Cacocina, Amigastronomicas, Alimenta tus sentidos, Cocinas y aficiones, Mil ideas mil proyectos, Loleta, Lazi Blog, Periodismo Gastronómico…

 

* Escuelas de cocina como Kitchen Club (Carlos Pascal), Sueños de Cocina (Nacho Garbayo), Escuela de cocina Irizar ( Luis y Visi Irizar)…

 

Todos han coincidido en resaltar la novedad del recipiente y sus propiedades para degustar en su punto muchos productos frescos que antes no les llegaban en condiciones, principalmente si no tienes un huerto a la puerta de tu casa, lo que suele pasar a todo el mundo en las grandes ciudades. (Si quieres profundizar puedes ver nuestra sección de noticias en la propia Web, donde aparecen sus comentarios).

Los recipientes Fizpílar de cerámica porosa y tapas de madera natural han sido desarrollados para aportar una nueva solución al hogar y las costumbres de cada cual. En este caso cada profesional ha insertado el uso del recipiente en sus costumbres de variadas formas:

 * Para mejorar el aspecto y sabor de los tomates.

 * Para meter el recipiente con los frutos en el frigorífico y que no se congelen.

  * Para conservar los molletes de pan sin que se pongan duros de un día para otro.

 * Para mantener el pan de calidad pre-cortado para los invitados.

 * Para calentar el recipiente y servir el pan caliente y crujiente.

 * Para congelar el recipiente y mantener el vino frio en su interior

sin regueros de gotas al servirlo.

 * Para tener el queso del tiempo, tierno y con todo su sabor.

 * Para madurar los frutos tropicales, como los aguacates o caquis.

 * Para clasificar la compra semanal de frutas y hortalizas.

 * Para los tubérculos y hortalizas que se asustan con el frío,

como las cebollas o las berenjenas.

 * Para tomar la fruta jugosa y del tiempo, sin que pierda su sabor por el frio de la nevera,

como las peras o los kiwis.

 * Para mantener en su punto y los plátanos, tan buenos para la memoria.

 * Para que al usar los frutos maduros tengan mayor cantidad de jugo y menos pulpa.

 

En definitiva todos coinciden en que funciona y que para el hogar moderno, más pequeño y funcional, es una mejora futurista en la conservación y consumo de alimentos frescos, mejorada y con diseño.

 No lo olvidéis, vosotros gourmets que queréis todo el sabor.

 


 

Ahorrar dinero:

 ¿Sabías que el electrodoméstico que más electricidad gasta de la casa es el frigorífico?   y  ¿Qué cuanto más lo abrimos y cuanto más lo cargamos, el compresor que genera el frio interior ha de trabajar a mayor ritmo?

 En Fizpílar hemos desarrollado recipientes de cerámica porosa con tapa de madera natural que pueden trabajar para ti sin enchufar a la corriente, y conservan de una forma tecnológicamente testada gracias a la función de transferencia que realizan sus paredes porosas entre la humedad interior del recipiente y la exterior. ( Consulta nuestra tabla de tiempos de conservación).

  Con Fizpílar ganas por partida triple:

 

* No tienes que abrir el frigorífico porque la fruta, verdura, quesos, pan, etc, la tienes guardada (y mejorando su sabor) en los recipientes Fizpilar.

 * No tienes que sobrecargar el frigorífico porque toda la fruta, tomates, hortalizas, verduras, las puedes mantener el tiempo suficiente en los recipientes Fizpilar.

 * Puedes clasificar y racionalizar los alimentos por recipiente evitando que unos afecten a los otros si son muy diferentes, por ejemplo cebollas y

 

Pero no te preocupes, si te gusta consumir algún alimento en particular más frio, puedes meter el alimento unos minutos antes de consumirlo en la nevera y no le dará tiempo a que se te estropee por el frío directo. Habrás conseguido que esté en su punto óptimo gracias a Fizpílar y podrás consumirlo fresquito.

 

Además, si dispones de sitio para conservar y racionalizar en tu casa la compra de la frutería, lo que conseguirías si tuvieras recipienes Fizpilar, no tendrás que ir tantas veces a comprar y ello te ahorrará tiempo, esfuerzo y, depende donde compres, de gasolina.

                        Invierte en el recipiente y ahorra para el futuro, ese es el truco…

 

 

Doble de guapa:

 Muchas veces te planteas como guardar tus mejores cosméticos, los que necesitan conservarse en sitio fresco en el frigorífico, sin mezclar con la comida y sin que contamine con su perfume al resto de los productos.

 

El recipiente Fizpilar Modelo Habana, de cerámica porosa y tapa de madera natural, ha sido pensado para ti. De cerámica desarrollada para que los productos de su interior se conserven en un clima independiente, permite que lo metas en la neveray conseguirás:

 

* Que su efecto termo proteja tus delicados maquillajes y aceites del frio directo de la nevera, pero se mantengan lo suficientemente fríos como para que no se echen a perder. 

* Tenerlos clasificados gracias a los separadores interiores del Modelo Habana. 

* Que los aromas de tus cremas o aceites no se mezclen con el resto de la nevera.

 

Además, dispones del resto de nuestra gama de recipientes pensada para conservar las frutas y hortalizas que te convienen y dan luz a tu piel, para que puedas disfrutar de las frutas más sabrosas y de los tomates más jugosos gracias a las propiedades de conservación y maduración de nuestra cerámica. Y recuerda que Fizpilar funciona perfectamente fuera de la nevera.

 

Y no lo dejes más, guapa por fuera y guapa y saludable por dentro, doble de guapa.

 

 

Multiplica el sabor:

* Si hablamos de fruta, se necesita un lugar en casa un recipiente donde guardarla y que siga madurando para coger agua y sabor. En los comercios la venden un poco verde aún.

* Si hablamos de tomates u hortalizas, los que venden tienen mucho color y poco sabor. Se necesita en casa un recipiente donde madurar estos productos para que cojan sabor.

* Si hablamos de pan, del bueno, se necesita en casa una panera donde evitar que se seque y pierda su aroma.

* Si hablamos de queso, nadie quiere tomarlo de la nevera, pero tampoco queremos que se seque y deshidrate en una quesera de plástico o cristal.

Los recipientes Fizpílar de cerámica porosa y tapas de madera natural han sido desarrollados para crear un microclima en el interior del recipiente propio de los alimentos que están dentro. Se produce un lento proceso de maduración que concentra el aroma y potencia el sabor de los alimentos.

Da gusto abrir el recipiente y aspirar el aroma del interior. Por fin los tomates saben a tomates, las naranjas están dulces, los kiwis están blandos y los plátanos no se han puesto negros en 2 días.

Los sabores de Fizpílar en casa te permitirán recuperar los de la huerta en tus vacaciones.

No dejes pasar el sabor de largo…

 

Slow-Food:

A medida que nos vamos haciendo más sibaritas y nuestra capacidad por degustar la comida nos hace más gourmets, nos vamos acercando de forma inconsciente a una filosofía de vida que quiere disfrutar al máximo de la comida.

El término Slow-food (comida-lenta) en contraposición del Fast-food (comida-rápida), es algo más que el tiempo necesario para preparar la comida o para tomarla.

Slow-food es un movimiento que quiere crear una filosofía de vida, centrada en los alimentos y en todo lo que les rodea, para hacerlos crecer, tratarlos, procesarlos y degustarlos de la forma más tradicional y menos contaminante, además de ver la vida con perspectiva, sin stress.

Los recipientes Fizpílar de cerámica porosa y tapas de madera natural han sido desarrollados para ser respetuosos con el medio ambiente y la utilización de sus recursos, además de proporcionar una herramienta para poder potenciar el sabor de los alimentos y recrear las condiciones para madurarlos en nuestra propia casa.

Creemos en la tranquilidad de una buena mesa y una preparación esmerada de la cocina, pero también proponemos el consumo más abundante de alimentos frescos y vegetales con todo su sabor, y para ello hemos creado nuestros recipientes ecológicos, que ayudan a disfrutar de este nuevo punto de vista.

Come sano, come fresco, mantén los alimentos lo más parecido a como lo hace la naturaleza, en un Fizpílar, y empezarás a formar parte de este movimiento.


  

La salud no espera

No es una cuestión de edad ni de genética; tampoco es una cuestión del lugar en el que vivimos o de si somos hombre o mujer. No es una cuestión solo de la naturaleza y no sirve echar balones fuera pensando que “qué le vamos a hacer”.

Tener buena salud es un compromiso y una decidida inversión de nuestras intenciones en lo que queremos para nuestro cuerpo. “Somos lo que comemos” es una expresión que se viene oyendo desde los años 60 hasta las nuevas tendencias en el tratamiento alimentario, dietas y libros sobre cuidado personal.

Todas las soluciones tienen una parte en la que coinciden: comer sano, comer natural y tomar una buena cantidad de alimentos frescos ( frutas, hortalizas, verduras, zumos…).

Para poder cumplir con dicha solución no hay más remedio que, o tener una nevera de grandes proporciones , o comprar todos los días, o lo que nosotros te proponemos que sin duda te saldrá más económico y apetecible, disponer de recipientes Fizpílar para conservar todos esos productos que necesitarás tener a mano.

Los recipientes Fizpílar de cerámica porosa y tapas de madera natural han sido desarrollados para crear distintas soluciones de conservación, almacenamiento, decoración y sobre todo, de facilidad para que accedas a tus alimentos.

Las personas de latitudes o zonas geográficas con costumbres alimentarias basadas en un gran porcentaje de frutas, productos vegetales sin procesar y cereales, tienen una mayor calidad de vida y longevidad. No estamos hablando de hacer dietas, si no de decantarnos de forma decidida por tener a mano las frutas y frescos que nos permitan ir cambiando de hábitos e incrementar su consumo.

¿Porqué?

Porque la salud no espera y cuanto antes comiences esta nueva etapa, antes notarás los resultados y antes comenzarás a gozar del sabor y del bienestar que ello añade.

Recuerda, los recipientes Fizpílar son una fuente de salud, pero bien llenos de alimentos frescos, claro.

 

Utilización:

Los recipientes cerámicos Fizpílar conservan y mantienen las propiedades de los productos frescos de una forma estable. El tiempo recomendable de conservación dependerá de la calidad del producto, su madurez previa y su estado. En ningún caso conviene guardar alimentos deteriorados, con golpes o ya comenzados en el recipiente. 

El mejor rendimiento del recipiente se obtiene si se incluyen exclusivamente productos frescos con similar periodo de maduración. Si desea consultar los periodos recomendados de utilización para la conservación y maduración de los diferentes alimentos frescos consulte la tabla de conservación.

Sitúe los alimentos en el recipiente cuidadosamente y sin presionarlos. Abra el recipiente diariamente y mueva los productos manualmente para vigilar su estado y favorecer la circulación del aire.

Es preferible repartir (la fruta, por ejemplo) en distintos recipientes de menor tamaño, si el consumo es variado y ralentizado en el tiempo.

El lugar de ubicación ideal del recipiente es en una zona baja y alejada de fuentes de calor.

Las tapas disponen de un sistema de regulación de la ventilación para dosificar la humedad en su interior. Tan solo hay que deslizar la tapa unos milimetros  y aparecerá una delgada ranura. La categoría PRIME puede ser utilizadas por su cara interior como tabla de corte para los alimentos por su cara interior.  

Las tapas de la categoría BASIC mantienen extraordinariamente el microclima interior del recipiente, y esta aconsejada para alimentos con bajo  nivel de humedad, como el pan.

 

No utilizar nunca para:

No guardar líquidos en su interior. Al ser poroso traspasarían la pared y se verterían al exterior.

No guardar alimentos cocinados, ni frescos una vez que han sido empezados.

No meter bolsas de plástico dentro del recipiente para envolver los productos a conservar. Ello anularía totalmente las características de conservación del recipiente. 

No envolver el recipiente exteriormente con materiales plásticos o impermeables porque si bien se evitará que se ensucie, perderá toda su capacidad conservadora y perjudicará a los alimentos de su interior. 

No exponer a la luz directa del sol o situar cerca o encima de una fuente de calor tales como Radiadores o Ventanas soleadas. Ello elevaría la temperatura interior innecesariamente. 

No dejar a la intemperie si hay riesgo de heladas o de lluvia. Se pueden situar en el exterior siempre que estén a cubierto de dichas inclemencias.

Precauciones a tener en cuenta:

Se aconseja colocar inmediatamente los protectores inferiores que acompañan al recipiente en su base, salvó que vaya a ser utilizado como calentador; el material de que está compuesto el recipiente es abrasivo.

La porosidad de la pieza  recomienda manejarla con seguridad y evitar golpearla; si la pieza se resquebraja perdería sus propiedades.

La diferencia de diseño entre sus partes externa e interna responde a aspectos higiénicos para evitar la acumulación de residuos en su interior. El diseño sin ángulos en su interior favorece mucho  limpieza.

Debido a su porosidad el recipiente absorberá los líquidos.

Puede colocar  en el fondo interior del recipiente Fizpílar una esterilla, de bambú preferiblemente,  para que el roce de los alimentos no lo ensucie innecesariamente. Viste nuestra sección de accesorios.


Limpieza del recipiente y su tapa:

De forma habitual, basta con pasar una bayeta húmeda que limpie los residuos superficiales o las posibles marcas o roces.

Para mantenerlo higiénicamente apto conviene lavar el recipiente sin la tapa en el lavavajillas al menos una vez cada dos meses; en su defecto también se puede lavar por inmersión en agua bastante caliente con productos jabonosos o si se queire una limpieza más profunda con sal de sosa, pero con las precauciones que requiere este producto.

Es conveniente dejarlo secar perfectamente antes de volver a usarlo dado que absorberá gran cantidad de agua.

Y recuerde que siempre tiene a su disposición nuestro Servicio ROC de Reposición del recipiente por un precio realmente fantástico.




Fizpílar

Productos

  • Tirol y Tapa...

    Recipiente 8,5 litros. Ideal para Pan tipo...

    Precio: 95,65 €

  • Tirol y Tapa Mixta

    Recipiente 8,5 litros ideal para pan de barra o...

    Precio: 112,43 €

  • Lugano y Tapa...

    Recipiente de 10 litros optimo para frutas y...

    Precio: 93,79 €